lunes, 13 de septiembre de 2010

apon apon


El año nuevo más especial en mi vida fue el del 1 de enero del 2002. Fuimos con EK a Chile, a Valparaíso, a la casa de unos amigos chilenos E y C. La noche del 31 la pasamos en Cerro Alegre, que como su nombre lo indica no sólo es alegre sino que en los años nuevos, es mágico. Hay media hora de fuegos artificiales, los más increíbles, iluminando el mar y los barcos anclados en el puerto.
C es actriz, muy famosa, así que después de dar vueltas, caminando, analizando desde qué ángulo veíamos los fuegos, un matrimonio de viejitos la reconoció y, emocionados, la invitaron, con nosotros incluidos, a su terraza que era el mejor lugar frente al mar, o así es como la recuerdo hoy, con el paso de los años.
Esa noche EK había planeado proponerme casamiento, en el medio de esa noche mágica. Sin duda hubiese sido increíble, pero los planes no fueron tan perfectos, y , por esas cosas del destino, el feliz pedido llego unos días antes, el 24 de diciembre, que, by the way, ésa también fue la más especial e inolvidable de las noche buenas.
A unos días de nuestro octavo aniversario, atesoro esos momentos, y tantísimos otros, que sin duda ya son marcas en mi historia, y sólo para EK, you still make me see the fireworks, apon apon.

3 comentarios:

mana dijo...

Q lindo Sol! me hiciste emocionar!
un beso a los dos!
mb el blog! me encanta!

Sol B dijo...

Gracias!!besos enormes!!!

CASIOPEA B.A. dijo...

Igual a mí! Son geniales, los quiero a ambos ♥